Visita nuestra tienda virtual dvdmania.mx
  Facebook Twitter Blogger YouTube

jueves, 14 de julio de 2011

J.K. Rowling y la magia

Myrna Bustos Pichardo

JK Rowling, ganadora 3 veces consecutivas del Premio del Libro Británico en la categoría infantil, Harry Potter y la piedra filosofal, Harry Potter y cámara de los secretos, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, y que decir de la venta de estos libros en sus primeros minutos por las librerías. Harry Potter y el prisionero de Azkaban vendió en un año más 370 mil copias en el Reino Unido, y esto era ya todo un escándalo comercial, mejor no podría ser, sin embargo a la entrega del siguiente libro Harry Potter y el cáliz de fuego vendió ese mismo número de ejemplares en ¡un día!, mientras que el récord se dio en Estados Unidos vendiendo más de 3 millones de ejemplares en las primeras 48 horas. A partir de esto, todo se sale de proporción y a cada nuevo libro, más grande la espera y el número de ejemplares vendidos, hasta alcanzar los 8.3 millones de ejemplares en las primeras 24 horas con Harry Potter y las reliquias de la muerte .

Un fenómeno social que ejemplifica la histeria colectiva, dio un impulso a la industria editorial y una nueva marca en el mercado: “Harry Potter”. La cual tuvo a millones cautivos de la lectura viviendo en un mundo paralelo, divertidos entre sorpresas y tristezas, parecido al “mundo real” con la diferencia de tener grandes dosis de magia.

¿Cuál es la razón del éxito? Se me ocurre que son dos, la primera es definitivamente la creadora: JK Rowling que cuando niña imaginaba historias fantásticas, creyó profundamente en lo que imagina, no pensó que sólo fueran historias que vivieran en su cabeza. Un trabajo arduo, estructurado y con todo el empeño de su corazón le permitió compartirnos otra realidad.

JK Rowling soñó, escribió, se encantó y nos atrapó con una historia que inició sencilla en categoría infantil, avanzó con elementos cada vez menos infantiles, mezcló suspenso, emociones encontradas. Inevitable involucrarse con la historia y sus personajes tan parecidos a nosotros.

La segunda, la capacidad de imaginar y recrear historias fantásticas; el público infantil desde luego fue el primer cautivo, Alice Newton es de los primeros niños en leer Harry Potter y la piedra filosofal, de suerte que siendo la hija el editor Barry Cunningham, este decidiera tomar el riesgo y publicar este primer libro no sin antes, recomendar a JK Rowling que buscara “un trabajo” por qué su libro no parecía tener fuerza. El siguiente público, el de niños con más de 18 años, tuvo la oportunidad de ejercitar nuevamente la fantasía e imaginación, al punto de vivir con encantamientos y hechizos, buscando dónde comprar una Nimbus 2011 o beber cerveza de mantequilla.

Este fin de semana llega la última de las películas: Harry Potter y las reliquias de la muerte II. La magia se sentirá más allá de las salas de exhibición, los conocedores nos reuniremos portando nuestros mejores atuendos para confirmar que ese mundo, existe.